Laura Casal investigadora de moda

4:23 0 Comments A+ a-

Entrevista: Maria Almenar

belleza y estilo
Historiadora del arte, investigadora de moda y costurera amateur. Laura Casal-Valls ha desempolvado muchos libros y documentos de la época para descubrir los inicios de las etiquetas y el papel de las modistas de finales del siglo XIX, auténticas pioneras de la Alta Costura. A través de un estudio exhaustivo, Laura presenta la voz de un colectivo a menudo ignorado y que es clave para entender el desarrollo histórico de la moda y la producción de la indumentaria catalana. Y es que a veces hay que retroceder a los orígenes para valorar el talento actual.

Precisamente este es el punto de partida de su primer libro “Del trabajo anónimo a la etiqueta. Modistas y contexto social en la Cataluña del siglo XIX“. Conversamos cinco minutos con ella para conocer más detalles.

¿Qué papel adquiere la modista a finales del siglo XIX?
Las modistas eran las diseñadoras. Eran mujeres emprendedoras que se hacían cargo de su propio negocio: diseñaban los trajes, compraban los tejidos, buscaban las modelos… Vivían en una época de cambios sociales y económicos y el rol de la mujer trabajadora con valor por lo que hacía acababa de nacer.

¿Por qué deciden de repente etiquetar sus creaciones?
A partir de 1880 aproximadamente, las modistas se dan cuenta que los vestidos que hacían tenían un valor. No eran ninguna copia de lo que habían visto en París y comienzan a tomar conciencia de su creatividad. Por eso se pasa del trabajo anónimo a la huella profesional. La etiqueta simboliza el propio reconocimiento del trabajo y el orgullo que sea distinguida.

¿Cómo ha evolucionado este oficio hasta la actualidad?
Actualmente el diseño de un vestido se ha desvinculado del oficio y la etiqueta de una marca mueve un gran negocio. Hay muchos creadores que han cosido poco y el sector se ha ido estratificando por campos: las ideas, el diseño y la producción.

¿A quién va dirigido este libro?
A todos aquellos que se pregunten por la moda más allá del fenómeno comercial de hoy en día. De hecho, creo que en Cataluña se ha menospreciado un poco la historia y más en estos campos de la artesanía y de procedencia más humilde.

Por lo tanto, es necesario saber de dónde venimos para mirar hacia donde vamos…
Creo que hay que volver a los orígenes para entender todo lo que estamos haciendo ahora. En Cataluña hay talento y también tradición textil pero a veces nos acompleja y no sabemos ni nosotros mismos el patrimonio y el legado histórico que tenemos. Aquí hay moda de autor desde hace más de un siglo. Conociendo los inicios podemos promocionar una moda más fundamentada y dar un poco más de solidez al sector.

Por cierto, hace 8 años que coses y te haces tu propia ropa. ¿No te sentirás identificada con las modistas de la época?
No me considero modista pero si no hubiera sabido coser no habría podido sacar adelante este libro. El hecho de tener nociones de costura me ha ayudado a entender el oficio y la técnica: a dar la vuelta a los trajes para ver cómo están hechos, a mirar las etiquetas, a estudiar los dobladillos y todos los detalles de confección. ¡Todo va muy atado!

Fuente/Leer más: 080barcelonafashion.cat